El Corazón como Fuelle.

Bunkarama

Desde el Parque Patricios, uno de los barrios más tradicionales de Buenos Aires, conocimos a Emmanuel y Pablo en una visita a “Fuelles del Sur” donde nos encontramos con el alma de los bandoneones.

Por: Michael Barrero

Fotografías: Marco Salinas

Buenos Aires – Argentina.

Buenos Aires, Argentina; Parque patricios, uno de los más tradicionales barrios de la ciudad; su encanto y magía, le han reconocido como uno de los nichos más importantes en la escena del tango a nivel nacional e internacional. Su mística – la onda de sus vecinos-, nos acompañó, durante un  viaje, que inicia en las venas férreas -subterráneas- de la ciudad, hasta el taller del artista; el rincón del poeta, donde hace obra y poesía, –  esta vez   materia-. Y  allí dos poetas Emmanuel y Pablo, en medio de su  taller -y al calor de un mate-, nos hablan con gusto y mística de la vida, además de su trabajo;  unidos en torno a un instrumento, entre sus fuelles – como alma – lleva impregnada esa mística especial;  instrumento (que sabiamente) reparan, con maestría y calidad, como si un hijo fuera, no sólo para reemplazar una pieza, sino para desentrañar, la historia de cada uno de ellos. Historia que día a día envuelve la labor de Luthier.

Los fuelles, esa parte primordial, que pliegue a pliegue llena de fuerza ese pulmón místico, que dá voz a ese mágico instrumento. Fuelles del Sur, más que un trabajo, es una pasión, una vocación que a más un año, Occhipinti y Lepiane, han sabido plasmar en cada uno de sus trabajos; reparaciones con esmero y calidad, devolviendo la vida a instrumentos,  viajando en el tiempo (como las notas mágicas, melancólicas y dulces del ritmo de 2 X4), instrumentos que no sólo cruzaron el atlántico, en la época dorada del tango; orquestas o músicos inmigrantes. Así, siempre la Luteria, estuvo presente como un padre, tratando de cuidar –los usos y abusos- del querido 38/33. Si bien ahora es una pasión por cuidar a este chico antipático.

Mientras Emmanuel ajusta lentamente uno de los tornillos centrales de un bandoneón, nos cuenta lo esquivo que es para el principiante dominar sus tonos. Además agrega, como surge esta vocación; la verdad queria estudiar luteria, en la UTN de Tucumán (al norte del país). Sólo que, un día, su mágico sonido, lo hipnotizo por completo, para demostrarle que este sería su destino. Mientras Pablo con voz serena, – empuñando el mate- “Es de una manera, elegir que vas a portar al mundo… restaurar instrumentos musicales, antes que ser soldado, tiene algo ideológico, saber en qué parte de la sociedad, ayudando a que la cultura argentina siga viva, colaboramos con músicos, es gratificante por muchos aspectos”. El taller, emanaba lentamente su encanto, mientras caía la luz del día; una historia que fluía, cuyo inicio estaba en los fuelles, corazón y cuerpo del instrumento.

En un recorrido por la memoria músical, hablando de tonos y sonidos, de tango y vallenatos, cuyo origen y acompañamiento tienen en común, un  mismo y mágico principio musical; tonos venidos desde Europa. Tonos, provenientes de las manos de dos alemanes Uhlin y Zimmermann entre 1830 y 1849. Los orígenes en el Río de la Plata, están ligados a la inmigración en 1880 -y aun más-, con el auge que despertó el tango en la población; salones de élite, orquestas, radio, discos de vinilo, un furor que se materializó, mediante talleres de inmigrantes, casas especializadas en la reparación de instrumentos que fueron marcando época en la ciudad, especializando la labor, según el requerimiento (reparación, afinación, fuelles, lustre). Y como una cátedra magistral…hablar de la afinación era pertinente; proceso que con tesón, esmero y conocimiento, encierra, no sólo sonido, gusto, sino además con lagunas reglas físicas, que envuelven cada tono y cada componente del instrumento (en especial su madera).

Bunkarama Fuella 18

Gardel, Piazzola y Troilo, grandes maestros del viento y del tango, que llegando a todo el mundo y a esta patria grande, marcaron su más grande huella. Así como ellos nuestros artistas, realizando la hermosa labor de luthier, permitió que Fuelles del Sur, participe de esa mística casi secreta, que entre músicos se extiende alrededor del mundo y, donde Buenos Aires es el destino para quienes viajan a afinar sus instrumentos y tomar la voz del Rio de la Plata, entre su corazón, el sonido del Tango.

Además los fuelles, ese primordial componente, vienen como una constante en la labor del luthier, no sólo en el tango, sino en el folklore; Samba, Chacarera y chámame; ritmos que nutren la labor, llevando trabajos no solo al exterior, sino a los caminos del interior argentino, donde el alma se expresa, donde los artistas buscan un profesional de calidad, que preserve el patrimonio físico del instrumento por afinación o el fuelle,; profesión orgullosamente reconocida, cuando se está en el escenario;  es gratificante reconocer la huella en cada trabajo. Labor que se “hace rara”, ya que han disminuido los profesionales –de calidad- para desempeñar el oficio. Por ello, la vida enseña y, todos aprendemos, como dice Pablo “aprendimos a estar al otro lado, como músicos… por ello adoptamos un compromiso, para siempre tener en cuenta, el tiempo que el músico no tiene el instrumento”, así cada trabajo, sólo toma el tiempo necesario para elaborar un buen trabajo de calidad.

Bunkarama Fuella 14

Mientras la noche dejaba caer su encantador manto, las notas del bandoneón iban aderezando este hermoso relato que nunca acaba, porque el arte y la cultura nunca paran, mientras existan humanos, cada manifestación positiva de su creatividad, será un arte para contar, para seguir y disfrutar, la vida sólo es una, única, como la luthería, que con paciencia y alegría, repara, compone y nos llena de sonrisas, en cada paso que damos día a día.

Un corazón como fuelle para impulsar la vida, un sueño que no termina.

Fuelles de Sur

 

Marcos Salinas

Anuncios

Un comentario sobre “El Corazón como Fuelle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s