Ismik, cantor sin fronteras.

El sur, siempre el sur, de nuevo las arterias urbanas vuelven a ser escenario del fluir constante de la cultura; calles, ríos de gente, sentir de la metrópoli que se manifiesta en forma de talento; anónimo palpitar del mundo, que en la ciudad de Buenos Aires, en sus plazas, rincones y túneles, cobran fuerza, aquí solo aquí, confluyen no solo las tendencias, sino además los cuerpos que le dan expresión, a una fuerza que no admite fronteras.

Cronica. Michael Barrero

Fotografia. Oscar Dominguez/ Qapaq Fotografia

Buenos Aires – Argentina.

El célebre subterráneo de Buenos Aires, no solo encierra la tensión de mover bajo el asfalto porteño millones de personas a diario, sino además, ser una de las más importantes vitrinas artísticas del país; y es que sus andenes no solo dan espacio para el talento, la palabra y la música, así, buscando una oportunidad para llegar a cada uno de los pasajeros, que a diario, saben que en cualquier momento el arte los puede alcanzar.

La monotonía e indiferencia se rompe de momento; una voz deshace silencio con un torrente de fuerza, una melodía da inicio al canto que honra a ALLHA  -en señal de gracias- por venir a esta nueva tierra, por darle la fuerza para que en cada día, pueda salir a caminar las calles llevando toda la herencia de su pueblo Senegal.

v04

Nuestro artista se llama Ismik  Zamo impregna el ambiente con la serenidad y bondad del pueblo musulmán, mientras entona un cantico especial, como forma de agradecimiento a esta tierra austral que tanto le brinda día a día.

Una tarde de verano nos brinda la oportunidad,  de compartir una agradable tertulia –con mate a abordo-  con dos músicos y poetas de Senegal, que llegando más allá de las fronteras de su África natal, hasta la australidad de Argentina; Ismik y Michael Zamo, compartieron con Bunkarama un agradable intercambio de música y experiencias. Trovador y viajero Ismik, nos cuenta que primero llego a la Argentina por motivo de trabajo (como un migrante mas), primero estableciéndose en la ciudad de Córdoba, recorriendo las calles vendiendo mercaderías características en este tipo de comunidad (relojes, cintos, cadenas y carteras), luego, de mucho esfuerzo, llega a Buenos Aires, reconociendo en la ciudad una oportunidad única para dar a conocer un legado musical, llega  la Argentina para dar lo mejor de sí en cada función, en cada escenario, donde ha sabido apropiase desde los espacios que urbe furiosa ha dado a en cada plaza y vagones del subterráneo.

v02

Ismik, entrega en cada interpretación el sentimiento que desde corazón y mente, resuenan en su garganta, un oficio que según nos cuenta “es una tradición familiar que viene desde su abuelo” una condición a la cual no podría evitar su influjo, es una composición constante donde el cuerpo es el resonador de frecuencias del alma. Sin embargo no sería completa la experiencia sin la presencia del Bongo senegalés.

Un instrumento mágico, único en su forma y contenido, como si una caja del tiempo, resonara la tradición de un pueblo a cada toque de la mano; el BONGO, esta especie de Calimba senegalesa – como la conocemos en occidente-; lentamente hace presencia (con solemne sigilo) en cada vagón del subte –Línea H- , sobre el hombro de nuestro artista, que lo va llevando en una especie de procesión artística, alzando su imponente figura entre los rostros sorprendidos de los improvisados espectadores … y ante el silencio, una clave de sonido llegada desde el otro lado del atlántico, mientras resuena, su palma abierta (que lleva sendos anillos) van repitiendo la clave que da inicio a su ritual y potente ritmo.

_DSC0345

Un personaje, que en su amplia sonrisa nos demuestra la alegría y capacidad que los músicos y artistas del mundo han encontrado y encuentran en la Argentina y, aun mas, el agradecimiento hacia su gente, que día a día, cree en el talento y la fuerza que los migrantes del mundo impregnan en la cultura de una nación que a lo largo del tiempo sigue y continua con la tradición del pluralismo cultural. Conocer más de cerca los sueños y la fuerza que motiva a diario a este juglar, como una forma de ganarse la vida, sino como una forma de llevar a todos su arte, su talento.

v017

A través de él, los pasos del arte y la cultura, como clave para la construcción de una sociedad diversa y en paz, nos permite compartir experiencias de vida en la Argentina, grandes enseñanzas, pero sobre todo la palabra que nos lleva a conocer más allá, al humano anónimo que, a diario se sumerge en las arterias de esta metrópoli, donde a diario nos regala un fragmento de su alma a través de cada sonrisa de cada canción.

v012

El mundo es un gran collage de interpretaciones sobre la vida misma, nosotros somos espectadores de como la cultura se manifiesta a nuestro alrededor, la música y la poesía, son expresiones de nuestra alma, de nuestro sentir humano; Bunkarama seguirá buscando los pasos de esas figuras, que como Ismik, construyen la herencia de los pueblos, que no reconocen fronteras ni barreras, la voz nos lleva a seguir adelante, a cargar el espíritu con alegría.

v020

Nos encontraremos en una próxima entrega de las crónicas que acercan a ustedes mucho más de la riqueza que el mundo nos guarda… Por ello seguiremos trayendo a ustedes mucho más de Bunkarama, porque Bunkarama es cultura más allá de las fronteras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s